agosto 21, 2012

FC KØBENHAVN 2012 - 2013

LA TEMPORADA POST-SOLBAKKEN
Poco o nada queda ya de aquel equipo que sorprendió hace dos temporadas en la UEFA Champions League (UCL). Dirigidos por Ståle Solbakken y capitaneados por Jesper Grönkjaer, el FC Copenhague accedió por primera vez en su historia a los octavos de final tras quedar segundos de un grupo en el que se enfrentaron a FC Barcelona, Rubin Kazan y Panathinaikos. El 4-4-2 del técnico noruego, siempre bien plantado sobre el terreno de juego y aderezado con la calidad en punta de N'Doye, la solvencia defensiva por el carril central del internacional William Kvist y un jovencísimo "Zanka" Jorgensen, más la calidad en bandas de Wendt, Bolaños y el propio Grönkjaer, fueron las claves que cimentaron el mayor éxito internacional en la corta historia de los leones.

Paradójicamente, esa temporada fue el principio de un declive que este año intenta ser paliado con Ariel Jacobs como abanderado del proyecto. Aquel éxito provocó la salida de Kvist, Wendt, Pospech, Antonsson, Zohore y el mismo Solbakken, dejando tan solo cuatro millones y medio de euros en las arcas de un club que empezaba a notar las vicisitudes económicas del contexto actual. A pesar de ello, arriesgaron con la contratación de jóvenes promesas como Toutouh o Gamboa, el regreso de exiliados como Kris Stadsgaard (ex-Málaga CF) o Lars Jacobsen, y la apuesta por estrellas del fútbol escandinavo como Grindheim, Mos Abdellaoue, Sigurdsson o Pape Paté Diouf. Pero la decisión más controvertida de la directiva del Parken fue dar a Roland Nilsson, técnico campeón de la Allsvenskan con el Malmö FF en 2010 y continuista con los ideales de Solbakken, la responsabilidad de suplir al exitoso técnico noruego.

El experimento, como era de esperar, no funcionó. Nilsson pasó la mitad de la temporada intentando encontrar su once ideal: Claudemir jugó en todas las posiciones del centro del campo, incluida una banda izquierda donde el entrenador, tras probar con el brasileño, Vingaard, Diouf, Delaney o Toutouh, no supo encontrar al sustituto de Gronkjaer. El sistema defensivo no se sobrepuso al traspaso de Kvist y, a pesar de que los tres primeros meses de competición dejaron ver a un Grindheim que parecía multiplicarse en el centro del campo, las constantes variaciones en el centro de la zaga y en el lateral zurdo, generaron una inestabilidad que no supo contrarrestar a tiempo el entrenador sueco y supuso la eliminación en UCL a manos del sorprendente Viktoria Plzen. De este modo, la directiva del Copenhague decide rescindir su contrato  y nombra como nuevo entrenador a un hombre de la casa, Carsten Vagn Jensen, técnico asistente desde 1998.

Jensen no asume riesgos e intenta devolver la estabilidad a las alineaciones, colocando a Claudemir en carril central, con Vingaard por izquierda y dando la oportunidad definitiva a Oviedo como indiscutible en el lateral zurdo, su decisión más acertada. Sin embargo, la grave lesión de "Zanka" y la inestabilidad en la línea defensiva, pese a la calidad de jugadores como N'Doye, Santin, Oviedo o Bolaños, muy por encima del nivel medio del jugador danés, hacen que el equipo termine en segunda posición el campeonato liguero, perdiendo su hegemonía a manos del FC Nordsjælland. Como contrapunto, la consecución, en un partido muy igualado, de la DBU Pokalen ante el AC Horsens (0-1, Claudemir).

EL CONTEXTO ACTUAL
La actual temporada se presentó con novedades en el organigrama interno. Carsten Vagn Jensen dejaba el banquillo para ser el nuevo director deportivo del Copenhague. La primera decisión fue elegir como su sustituto al belga Ariel Jacobs, veterano en los banquillos de la Jupiler Pro League y artífice de los recientes éxitos del RSC Anderlecht. Pero la suerte parece no ser aliada de Jensen y en su nuevo cargo, sometido a la transparencia y reajuste financiero al que obliga la cotización bursátil del club, ha tenido que asumir la salida de importantes jugadores y confeccionar la plantilla en base a canteranos y cesiones.

De este modo, en mayo del presente año, el capitán "Zanka" Jorgensen anunciaba su salida del club con destino a las filas del PSV Eindhoven, traspaso que no dejaba rédito alguno en las arcas del Copenhague al terminar contrato en el mes de julio. Del mismo modo, el máximo goleador en la historia del club, el senegalés Dame N'Doye, anunciaba su fichaje por el Lokomotiv de Moscú a cambio de 5 millones de euros (5M€). Además, a falta de dos semanas para el cierre del mercado de fichajes, Jensen tiene varios frentes abiertos en cuanto a la posible salida de jugadores del equipo. El joven lateral izquierdo, Bryan Oviedo, tiene varias ofertas sobre la mesa procedentes, sobre todo, de la Premier League inglesa. A pesar de que la Superliga se le queda pequeña, el costarricense desea disputar la Champions League con su actual club pero, en caso de no superar el play-off ante el Lille OSC, su salida es más que probable. Otro jugador que ha pedido su traspaso es el delantero César Santin y los movimientos del club en las últimas horas pueden ser síntoma de que se hará realidad. Durante la redacción del presente análisis, Jensen ha anunciado el fichaje del delantero belga, Igor Vetokele (Círculo de Brujas, 1992, DLC), de cualidades de sobra conocidas por Ariel Jacobs ("muy potente físicamente, con velocidad y calidad en la conducción con balón") y similares a las del brasileño.

Continuando con el capítulo de altas, Vetokele se une a la cesión de Nicolai Jörgensen (Bayer 04 Leverkusen, 1991, EI) y la contratación de Michael Jakobsen (UD Almería, 1986, LI-DFC) por 1M€, como únicos fichajes hasta el momento. A ellos se suman Martin Bergvold (Lyngby BK, 1984, MC), Johan Absalonsen (AC Horsens, 1984, EI) y Sören Frederiksen (Vejle BK, 1989, DLC) que regresan a la plantilla tras un año de cesión. Pero lo más interesante en el capítulo de altas es la llegada a la primera plantilla de tres canteranos, internacionales en las categorías inferiores de Dinamarca, y en los que el club lleva años depositando su confianza: Jakob Busk (Portero, 1993), el más joven de ellos, aún no ha debutado con el primer equipo. Christoffer Remmer (Lateral derecho, 1993), descubrimiento de Solbakken, ya estuvo en la última pretemporada del noruego como entrenador en el primer equipo. Incansable recorriendo la línea de cal, solvente en defensa y acertado en la asistencia desde línea de fondo. Ya ha debutado con el primer equipo. Andreas Cornelius (Delantero centro, 1993), es un nueve de área cuyo 1,93 metros no impiden ser habilidoso con balón en los pies. Sabe leer bien la jugada, lo que le permite encontrar siempre el mejor movimiento para el desmarque o el pase al compañero mejor situado. Muy buen salto y remate de cabeza, ha sido la gran sorpresa de este principio de campaña en la Superliga con cuatro goles en otros tantos partidos como titular. A pesar de su corta edad, acaba de debutar con la U21 en el último partido oficial ante las Islas Feroe, valedero para la clasificación al europeo de la categoría.

ONCE TITULAR Y ANÁLISIS TÁCTICO
La llegada de Ariel Jacobs al FC København hacía pensar en la posibilidad de que el equipo capitalino variara por primera vez su esquema de juego. Desde que en 2001 comenzara su supremacía en la liga danesa de la mano del sueco Hans Backe, el 4-4-2 ha sido el esquema habitual con el que los leones saltaban al Parken, pero Jacobs, en sus últimas temporadas en el Anderlecht, solía utilizar el 4-2-3-1 como esquema de partida con Gillet - Canesin/Suárez - Jovanovic en línea de tres cuartos y Mbokani en punta.
La duda estaba en quién ocuparía esa posición de enganche. Quizás los únicos capacitados para hacerlo son el brasileño Claudemir o Nicolai Jörgensen, pero ninguno de ellos ha jugado en esa posición con asiduidad por lo que las dudas eran lógicas ante la llegada de Jacobs.

La solución, la más coherente. Ante la falta de incorporaciones y teniendo en cuenta la plantilla con la que cuenta, Jacobs se ha decidido por continuar con el 4-4-2, en base al cual, su once titular más utilizado ha sido el formado por: Wiland en portería; Lars Jacobsen y Oviedo en los laterales, con Kris y Ottesen en el centro de la zaga; Claudemir y Kristensen como pareja en el centro del campo dejando las bandas a Bolaños por derecha y el nuevo capitán, Vingaard, por izquierda; con Santin y Cornelius como hombres más adelantados.
En el banquillo quedarían suplentes descatados como Christensen (P); Remmer, Sigurdsson, M. Jakobsen o Bengtsson (D); Grindheim, M. Jörgensen o Delaney (M); Mos Abdellaoue y Vetokele (A).

En cuanto a los sistemas de juego de Jacobs para el nuevo FC Copenhague, en fase ofensiva todo el juego se fundamente en las bandas. El principal arma de los del Parken Stadion es llevar el balón a banda para buscar la incorporación del lateral y generar superioridad, buscar la línea de fondo y la asistencia al área para el remate de Cornelius o la jugada individual de Bolaños. El extremo diestro costarricense es la pieza clave del ataque capitalino gracias a su velocidad, desborde en el uno contra uno, diagonales al centro  en busca de su potente disparo lejano y calidad en los centros al área. En fase defensiva, los leones son un equipo que se ordenan en base a dos líneas de cuatro plantadas en campo propio, basculando en horizontal para limitar espacios y buscando el error rival para lanzar la contra buscando la velocidad por bandas o la diagonal interior de Santin.

PLAY-OFF CLASIFICACIÓN CHAMPIONS LEAGUE vs LILLE OSC
Ariel Jacobs afrontará el compromiso de hoy con las bajas del central Solvi Ottesen, que no termina de recuperarse de su lesión de rodilla, y del centrocampista noruego, Christian Grindheim. Por parte del Lille OSC, la principal baja para los de Garcia es la del lateral diestro, Mathieu Debuchy, muy aplaudida en todos los medios daneses.

El 4-3-3 (4-2-3-1) habitual de Rudi Garcia parece dar clara superioridad al combinado francés en la parcela central. Mavuba, Balmont/Pedretti y un cada día más metido en la dinámica del equipo, Marvin Martin, tendrán enfrente a Claudemir y Kristensen. Ante esta situación, y a pesar de que Jacobs ha utilizado siempre el 4-4-2 como esquema de partida, no sería de extrañar que el técnico belga colocara a Jörgensen en la media-punta por detrás de Santin para limitar, aunque solo fuera posicionalmente, las acciones de Mavuba y dar continuidad a la contra habilitando a bandas  o en individual. Del duelo Bolaños - Digné dependerá en gran medida las opciones de éxito del conjunto danés.

Del partido de hoy depende en gran medida el futuro económico del Copenhague, su continuidad como club de estatus superior en Dinamarca o asumir nuevas restricciones económicas que le asemejen al nivel medio del campeonato local (Odense, Nordsjælland, Midtjylland,...). Junto a esto, y las comentadas opciones deportivas, el ambiente del Parken será otro de los alicientes que dará un plus a los leones. Sin embargo, es de esperar que ante la calidad de Martin, Payet, Kalou, Roux o de Melo, y los desajustes en línea de defensa que ocasionalmente sufren los daneses, el Lille OSC, teniendo además a su favor el partido de vuelta en casa, sea quien se clasifique definitivamente para la fase de grupos de la UCL.